Clamidia


Estrenamos sección hablando de la Clamidia

¿Qué es la Clamidia?

La Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual bastante frecuente, es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, que puede afectar los órganos genitales de la mujer y también puede causar secreción en un pene infectado. Normalmente la infección por clamidia no presenta síntomas y si los hay son síntomas muy leves. Aunque no suela presentar síntomas esta enfermedad se puede complicar de una manera irreversible. Un ejemplo de una complicación puede ser la infertilidad, la clamidia puede afectar antes de que puedas darte cuenta de que la tienes. Se la conoce como la enfermedad “silenciosa” porque, como ya hemos dicho antes, la mayoría de las personas infectadas no presentan ningún síntoma, y si aparecen, son entre 1 y 3 semanas después del contagio.

 

¿Cómo se transmite?

Es una ETS, por lo tanto esta enfermedad se transmite durante las relaciones sexuales. Pero no solo se transmite durante el coito, se pueden transmitir por tener relaciones vaginales, anales y orales con alguien que esté contagiado. Esta enfermedad en el caso de que una mujer embarazada la tenga y no lo sepa lo puede transmitir al hijo en el momento del parto, si éste es un parto natural, es decir sin cesárea.

Las personas con más probabilidad de contraer esta enfermedad son los adolescentes y jóvenes, pero no por ninguna razón física, si no porque los adolescentes y los jóvenes son los que suelen tener un mayor número de parejas sexuales diferentes.

Las mujeres jóvenes están más expuestas ya que cuando se es joven el cuello del útero no está totalmente formado y está mas expuesto a enfermedades.

Los hombres y mujeres que tienen relaciones sexuales anales pueden contraer la infección en el recto, lo que puede causar dolor, secreciones o sangrado. La infección por clamidia también puede presentarse en la garganta si han tenido relaciones sexuales orales con una pareja infectada.

 

¿Cómo afecta esta enfermedad?

En las mujeres, la bacteria infecta primero el cuello uterino y la uretra. Algunos síntomas que podrían presentar las mujeres contagiadas son flujo vaginal anormal o una sensación de ardor al orinar, aunque la mayoría de mujeres siguen sin tener síntomas aún cuando la infección se propaga a las trompas de Falopio. Algunas mujeres presentan dolores en la parte inferior del vientre, dolor de espalda, sensación de náuseas, fiebre, dolor durante las relaciones sexuales o sangrado entre los períodos menstruales.

Los hombres podrían presentar secreción del pene, sensación de ardor al orinar y ardor o picazón alrededor de la abertura del pene.

Tanto en la vagina como en el pene puede salir una especie de erupción blanca. También pueden verse afectadas otras partes del cuerpo (ojos, boca, etc..)

Si estás infectado y no te tratas, la infección puede causar graves problemas reproductivos, como hemos dicho un poco más arriba,  y de salud con consecuencias a corto y largo plazo.

Igual que la enfermedad, el daño que causa la clamidia suele ser “silencioso”. En las mujeres, si no se trata puede extenderse al útero o a las trompas de Falopio y causar una enfermedad inflamatoria pélvica, no es muy común pero si padeces clamidia y no te tratas puede ocurrir. Esto puede provocar dolor pélvico crónico, infertilidad o embarazos ectópicos (fuera del útero), que pueden llegar a ser mortales.

Si tienes el virus del VIH estás mucho más expuesto y tienes muchas más probabilidad de contraer Clamidia.

Las complicaciones entre los hombres son poco comunes, pero la infección se puede propagar al conducto que transporta el semen causando así un fuerte  dolor, fiebre y, algunas veces, esterilidad.

 

¿Cómo se puede prevenir?

La manera más eficaz, como en cualquier enfermedad de transmisión sexual, es la abstención de sexo, pero como la inmensa mayoría tiene relaciones, la manera más fácil de prevenir coger la enfermedad es teniendo una pareja estable monógama. Si no te convence ninguna de las dos el método más fácil para evitar infectarse, tanto de esta enfermedad como de cualquier otra de transmisión sexual, es el uso del preservativo.

Si eres una mujer sexualmente activa, para asegurarte de que no estás infectada o para darte cuenta a tiempo, se recomienda que vayas a hacerte cada año, mínimo, una revisión ginecológica. No solo para asegurarte de no tener clamidia si no para ver que todo está correcto en general.

Las pruebas que se realizan para diagnosticar Clamidia pueden ser, son o un análisis de orina o una muestra obtenida del pene o el cuello uterino. A las parejas sexuales de la persona infectada se les debe hacer pruebas de detección y tratamiento, si es necesario.

 

¿Cómo se trata esta enfermedad?

Puede ser fácilmente tratada con antibióticos. Los tratamientos más frecuentes consisten en tomar dos veces al día azitromicina o doxiciclina durante una semana. Las personas con clamidia deben abstenerse de tener relaciones sexuales durante 7 días, hasta después de haber acabado con el tratamiento completo.

Las mujeres que sus parejas sexuales no han recibido tratamiento corren el  riesgo de volverse a infectar y tener infecciones múltiples, cosa que aumenta el riesgo de sufrir graves complicaciones en su salud reproductiva. Las mujeres y los hombres con clamidia deben hacerse pruebas unos tres meses después del tratamiento.

 

Si tienes alguno de los síntomas dichos anteriormente o crees que puedes estar expuesta a esta enfermedad, ve a hacerte una revisión médica para asegurarte de que no estás infectado o infectada.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s