El 69 lésbico


Estrenando sección del Kamasutra lésbico con la tan conocida postura del 69, que se puede practicar entre homosexuales y heterosexuales. En sus respectivas secciones las explicaremos cada una más detalladamente.

El 69 es una postura que estoy segura que todos conocemos y que como ya he dicho se puede practicar tanto en relaciones de lesbianas, gays y entre hombre y mujer.

Se supone, y es lo más lógico, que el nombre de esta postura viene de la teoría de que los números 6 y 9 son el mismo carácter pero girado 180º. La parte redondeada de los números vendrían a ser las cabezas y la parte alargada los genitales.

Como todos la conocemos es una de las dos se coloca arriba y la otra se coloca abajo, y ambas le practican sexo oral a la otra. Pero no es la única manera si no te gusta tener que estar arriba o estar abajo podéis poneros en la misma posición pero de lado, quizás sea algo más fácil de esta manera para los primerizos.

Esta postura, si se hace bien, es muy excitante y placentera! Poder dar placer y recibirlo a la vez es fantástico. Pero practicar el 69 puede llegar a ser un poco complicado. Hay que tener en cuenta cuánto tarda cada una de la pareja en llegar al orgasmo, es mucho mejor si se consigue llegar a la vez o prácticamente a la vez, si una de las dos suele llegar al orgasmo más rápido que la otra tendréis que ir bajando un poco el ritmo para alargarlo e intentar llegar lo más a la vez posible.

Pero esta no es la única complicación, la que está arriba tiene que pensar un poco en su pareja, si te pones demasiado arriba tu pareja tendrá que estar con la cabeza levantada o eso hará que al cabo de un rato le duela la cabeza y si estás demasiado abajo podrías dificultar su respiración, algo no muy conveniente.

Si os ponéis una sobre la otra, la que esté abajo tendrá las dos manos libres para tocar y jugar como quiera! Algo que hará que aumente el placer es que si quiere puede introducir los dedos tanto en la vagina, si estimulas la vagina a la vez que el clítoris, puedes hacer que sienta el orgasmo tanto vaginal como clitoriano, si no lo consigues no te preocupes porque el orgasmo de esta manera se sentirá más que solo con la estimulación del clítoris. Además de eso si la que está arriba se siente cómoda, la que esté abajo puede hacerle un beso negro, por la cercanía del ano. A la que este abajo aún le queda otra mano y si a tu pareja le gusta también puedes meterle los dedos en el ano. La que puesta esté arriba sólo tiene una mano, ya que con la otra tiene que aguantarse, pero la mano que tiene libre la podrá usar también para penetrar y tocar lo que más le guste.

Recuerda no acelerar o presionar demasiado cuando tu estés a punto de llegar al orgasmo, porque recuerda que la vagina y sobretodo el clítoris es una zona muy sensible y si una de las dos siente dolo hará que se concentre más en eso que en el placer y hacerlo bien a su pareja. Así que no subas el ritmo o no presiones demasiado a menos que sepas que a tu pareja le gusta.

En esta postura tienes que pensar y estar pendiente de hacérselo bien a tu pareja y de no bajar el ritmo o parar cuando esté a punto de llegar, porque eso podría hacer que no pueda volver a retomarse la situación, pero que no se te olvide disfrutarlo a ti también!

Puede que la primera vez que practiquéis esta postura os sea un poco complicada, pero recuerda que ¡La práctica hace al maestro!

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s