Un beneficio del sexo


El deseo sexual puede ser altamente beneficioso para la salud. De acuerdo con un estudio realizado por científicos del New England Research Institute en Massachusetts, hacer el amor, al menos, dos veces por semana, reduce en un 45 % las probabilidades de desarrollar y tener una enfermedad cardíaca, especialmente entre los hombres.

La investigación fue realizada durante más de 16 años en 1000 hombres. Los científicos estadounideneses concluyeron que sus prácticas sexuales tenían un efecto protector sobre el corazón masculino.

En el estudio llevado a cabo, además de realizar un seguimiento de la actividad sexual de los hombres que tenían edades comprendidas entre los 40 y los 70 años, también analizaron otras variables de riesgo como su edad, peso, presión arterial y niveles de colesterol, corroborando que no solo dependía de estas variantes su salud cardiovascular.

Ahora os preguntaréis ¿cómo el sexo me puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón?

La respuesta es puramente biologica, mas concretamente hormonal. El deseo sexual libera una serie de hormonas que son muy beneficiosas para el cuerpo, estrógenos y progesterona en la mujer y testosterona en el hombre. Además de esas hormonas también libera otras tantas que producen efectos asombrosos a nivel tanto nervioso como vascular, se trata de adrenalina que aumenta la frecuencia cardíaca y estimula la circulación aumentando el aporte de oxígeno a las células. Las feromonas llamadas hormonas del placer   también tienen un efecto vasodilatador y, en el momento del orgasmo las células nerviosas del cerebro descargan su contenido eléctrico provocando, una vez ha pasado, el relajamiento físico y mental.

La más beneficiosa para el corazón es sin duda alguna la adrenalina, ya que aumenta el ritmo cardíaco y estimula la circulación. El corazón alcanza los 130 latidos por minuto, como en los ejercicios de intensidad media, lo que equivaldría a hechos prácticos a andar durante media hora a paso ligero o practicar algún deporte poco explosivo.

Las arterias se dilatan aumentando de esta manera la absorción de oxígeno, lo cual previene enfermedades cardíacas ya que el corazón no se ve obligado a trabajar tanto ni tan fuerte para que los órganos, músculos y tejidos reciban suficiente oxigeno.

También hay unos estudios que indican que la hormona del crecimiento DHEA y la testosterona, implicadas en la estimulación sexual, reducen o previenen el riesgo de padecer algún tipo de enfermedad coronaria.

Por si fuera poco el mantener relaciones con frecuencia aumenta la producción de anticuerpos que combaten virus y bacterias por lo que previenen de tener infecciones a las cuales las personas con problemas cardíacos son tan propensas.

Siempre hay que tener en cuenta que los pacientes con enfermedad cardíaca severa, que presentan síntomas con una mínima actividad o aún estando en reposo, no deben tener relaciones sexuales hasta que la enfermedad se haya estabilizado, y en el caso de las mujeres deben ser asesoradas acerca del uso de anticonceptivas si están siguiendo algún tipo de tratamiento para controlar una enfermedad cardiovascular.

Por eso,  chicos y chicas si queréis tener un corazón sano practicad sexo diariamente!

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s