Alargador de pene


¿Qué es un alargador de pene?

Es un aparato compuestos de un anillo de  plástico unido a dos varillas metálicas y dinámicas en las que se encaja un soporte de plástico con una goma de silicona para sujetar el glande. Se coloca cuando el pene está en flacidez, y se debe llevar puesto entre 4 y 9 horas al día.

El crecimiento promedio es de 0.5cm al día y el tratamiento debe durar entre 4 y 6 meses para que llegue a ser efectivo.

Hay que destacar que este proceso hay que hacerlo de una manera gradual, con aparatos que tengan un certificado de aprobación médica y siempre siguiendo las instrucciones que se indiquen, ya que alargar el ligamento suspensorio puede ser muy peligroso, ya que puede llegar a provocar graves lesiones y como consecuencia la imposibilidad de lograr erecciones o que las mismas sean muy dolorosas.

Otro tipo son lo llamados Bombas de Succión, aunque está demostrado que tienen una muy baja eficacia. Están compuestos por un cilindro acrílico que envuelve el pene con una manga firmemente puesta alrededor de la base. Se extrae entonces el aire del cilindro con una bomba mecánica o eléctrica, y el pene se infla para llenar el vacío resultante. Las bombas pueden aumentar ciertamente el flujo de sangre, por lo menos temporalmente, pero, y es un gran “pero”, la excesiva presión de vacío puede ocasionar hemorragias y dañar al pene.

¿Cómo funcionan los alargadores de pene?

El principio en el que se basan los extensores mecánicos es el principio de la tracción, que efectuada de forma gradual y progresiva sobre el pene logra un crecimiento de los tejidos del mismo, del ligamento suspensorio, de los cuerpos cavernosos y del resto de tejidos.

El principio de la tracción se aplica en la expansión tisular en cirugía plástica, la cual genera piel para cubrir defectos cutáneos, quemaduras o zonas de calvicie.  También se aplica para el alargamiento de miembros y falanges.

En algunas culturas utilizan este mismo principio para alargar partes de su cuerpo como es el caso de las mujeres jirafa de Birmania.

La bomba de succión, como ya hemos explicado arriba, se basa en la extracción del aire contenido dentro de la manga en la que esta metida el pene, consiguiendo con ello que el vacío generado sea llenado con el pene al que llega un flujo masivo de sangre (para que nos entendamos es el efecto “chupetón”, succionas y viene la sangre).

Para finalizar hay que decir que estos 2 métodos no son del todo fiables y hay muchas estafas por internet que pueden poner en riesgo vuestra vida sexual y lo que es más importante, vuestra salud. Así que si queréis someteros a este procedimiento informaros, buscar asesoría médica y sobre todo no os obsesionéis con ello ya que para las mujeres el tamaño no lo es todo.

¡Deja tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s